El retórico pincel


Finalizado el último curso de pintura china que impartí en Molina de Segura, algunos de los alumnos lamentaban que acabara aquella experiencia y propusieron que siguiéramos profundizando en el conocimiento de esta técnica.
Entonces, Javier Abellán le pidió a la concejala de cultura que nos permitiera utilizar el aula de artes plásticas del Centro El Jardín. Y aquí seguimos practicando la pintura china. Tenemos el aula de artes plásticas a nuestra disposición los martes y los jueves, de 8,30 a 10 de la noche. No se trata de dar y recibir clases. Cada cual pinta su cuadro y yo examino su trabajo y puedo sugerirles algo.
Pero ya es un buen estímulo pintar acompañado por otras personas que comparten tus inquietudes artísticas y con las que surge el intercambio de ideas.

Si te interesa la pintura china, te invitamos a venir para que nos conozcas. Si te gusta, puedes acompañarnos. La asistencia es gratuita. Yo no cobro nada, ni de los alumnos ni del Ayuntamiento.
El Centro El Jardín está en la calle Profesor Joaquín Abellán, que queda entre el Paseo Rosales, peatonal, que es lo más conocido, y el solar en que se descubrió la Muralla Árabe y Mercadona, que es más conocido que la muralla, claro. En Molina de Segura. Entrando a la planta baja del edificio, la conserje te encaminará al aula de artes plásticas o a la clase de pintura china de Juan Espallardo.

• Tienes que traer tus pinceles para la pintura china, uno con el pelo de unos 3,5 cm. de longitud, que cuesta unos 3 o 4 euros, y otro el doble de grueso que ése, con el pelo de unos 5 o 6 cm. de longitud, unos 8 o 12 euros.

• Un rollo de papel de arroz para pintura china, unos 15 euros.

• Y una botella de tinta china negra de 1/4 de litro, que te sirve para todos los pinceles

Conviene comprar también un pincel Letraset Tría, que es ideal para tomar apuntes cuando vamos de viaje, porque se carga de tinta y no necesitas llevar el tintero. Seis y pico euros. En Murcia, se puede encontrar todos estos materiales en “Cobalto”, que está en el Centro Comercial Tháder.